Rompiendo el cascarón

La superficie de la Tierra es la orilla del océano cósmico.  Desde ella hemos aprendido la mayor parte de lo que sabemos. Recientemente nos hemos adentrado un poco en el mar, vadeando lo suficiente para mojamos los dedos de los pies, o como máximo para que el agua nos llegara al tobillo. El agua parece que nos invita a continuar.  El océano nos llama.
Carl Sagan

Ya Buckminster Fuller nos puso en sitio al comparar el margen de error para la supervivencia y el crecimiento de la especie humana con el de un pollito dentro de su huevo. Al día de hoy somos unos siete mil millones y contamos con una historia de por lo menos 180 mil años durante los cuales los recursos inmediatamente consumibles nos han bastado para sobrevivir pese a nuestra ignorancia In utero. Claro, hemos modificado (y complementado) nuestro entorno y hasta nuestro cuerpo hasta contar con extensiones de nuestros sentidos; hemos desarrollado un sistema de conocimiento y transformado materias primas para construir dispositivos que cambian nuestras relaciones con las personas, la naturaleza y el tiempo; hemos llegado incluso a habitar en casi todos los ambientes terrestres. En retrospectiva no nos ha ido nada mal, dos curvas parecen subir indefinidamente: la del avance científico y la de la población mundial. Claro está, no conocemos otra especie en desarrollo con la cual compararnos y formarnos una opinión menos subjetiva. Siguiendo una lógica simple si esas dos curvas se convierten en asíntotas verticales no queda otro escenario posible para el pollito (humanidad) que el de salir del cascarón y lanzarse a la experiencia de vivir.

La reciente (y en curso) explosión demográfica unida a las comodidades de la modernidad nos ha apartado de un aspecto natural en nosotros: el nomadismo, sin embargo nuestra mente anhela explorar lo desconocido. El cosmos nos aguarda y hay buenas noticias: somos curiosos y eso está agrietando el cascarón. El Hubble nos ha permitido ampliar nuestro campo de visión para darnos cuenta de lo vasto del universo con lo cual es fácil suponer que hay otros mundos ¡de hecho ya sabemos que existen planetas en otros sistemas con características similares a la tierra! Es impresionante.
Otras mentes (Arquitectos, científicos, artistas, ingenieros, y filósofos) ya especulan sobre la terraformación de nuestra Luna y Marte, y de cómo las ciencias podrían aportar para lo que fueran hábitats extraterrestres. Es fascinante además ver que el tema se ponga de moda aunque no es nada nuevo, recientes películas súper taquilleras (Interstellar (2014), The Martian (2015)) han jugado con la temática del habitar extraterrestre (desde una ciencia ficción dura y alineada a las lógicas y avances científicos reales) y lo maravilloso del cine es que nos pone ante ideas arriesgadas de una manera tan genial que se nos empiezan a hacer familiares. No nos es raro imaginarnos la vida humana fuera de la tierra.

La imagen es un fotograma del corto Terraforming de Studio Swine.
Standard

Top tracks 3M (enero a marzo-2016)

 

Albumes marzo 2016 .PNG

En cuanto a álbumes éste es el top de los 3 meses.

Bueno, volviendo a esto del Blog, recién publico mi primer minicuento y ahora retomo mis queridas listas. Acá los sonidos de mis últimos 90 días:

10/ Amor, sólo amor para Anneke, hermosa, el alma perdida de The Gathering. La energía de esta mujer no la maneja otro ser. Feel alive. /Rock-Pop/

09/ Sabor, Serpentine Whispers es puro sabor, esta cosa parece metal extremo bailable, y ¡un momento! ¿Gregorianos? ¡Hey! ¿Doble percutor? ¡Hoth! ¿Sweep picking salvaje? Carajo ¡que no se acabe nunca esta mierda! ¡¡Cuanto voltaje!!
Ah, se acabó, ¡Pero con trampa! Me imagino que les tocó poner ese fade-out porque no había manera delicada de bajarlo a uno de esa maldita máquina. /Black Death galáctico/

08/ En algún momento tengo que reseñar el trabajo de Los Cuatrocientos Golpes, ya no existen pero dejaron una cosa ahí como entre el hardcore y el stoner-metal con letras cósmicas que simplemente me encanta. La música está para bajarla gratis de su bandcamp. Arquitecto de destrucción no es su mejor canción pero la tengo pegada por estos días. /Metal-Rock de la Nube de Oort/

07/ Neubegginn. Esta merecería un post completo. Si una banda fabrica una canción de más de 10 minutos que solicite ser escuchada tantas veces (por lo menos por mí ) Es porque algo bien están haciendo (Por lo menos para mí xD), Der Weg einer Freiheit lo está haciendo, por Jebús. Este tema lo siento como una experiencia espacial, como un recorrido (Empezó este arquitecto). Sí, es como una senda un poco laberíntica, con muros texturizados y de distintas alturas que te llevan de un punto a otro a través de distintas salas, nunca sabés como será la siguiente sala pero podés estar seguro de dos cosas: 1. nunca pasarás dos veces por la misma, y 2. acá la escasísima luz sólo sirve para crear diferentes matices de oscuridad.
Ya con el fade-in de la entrada sabemos que nos estamos metiendo a una atmósfera siniestra, lenta (por ahora) y misteriosa. La ejecución es impecable, podés sentir cada pulso del percutor, y cada roce a los platos de manera precisa y nítida, las cuerdas afiladas ondulan progresivamente, flanquean todo el camino y sólo se dejan acariciar por los blast-beats y los gritos de lamento. Esta vaina no es fácil de digerir y requiere varias escuchas. /Atmospheric Black Metal/

06/ Chino Moreno no respeta, no voy a decir nada de Sextape de Deftones, sólo que, pues, hágase el favor de poner YA el vídeo, con buen volumen, pantalla completa, y asegúrese de que no lo interrumpan. Carajo Chino. /Rock del océano cósmico/ 

05/ Acá la única cuota de novedad en este top, mi amiga Val me presentó a Nunca quise en ésta versión de Fito Páez y luego llegué a la versión original de Intoxicados. Me gustó, tiene una carga emotiva fuerte. /Rock argentino futbolero/

04/ ¡Jum!, Gojira, Gojira, Gojira… en Wisdom comes siento algo así como si a Bloodbath le hubiesen metido un matemático a componerle las guitarras. ¡Cuanta energía! /Technical Death Metal/

03/ En el 99 Santana sacó Supernatural y no sé cómo hizo pa que le cupiera semejante canción, ¡semejante sabor! Rob Thomas (Matchbox Twenty) le pone la voz y una severa orquesta le revienta todo el sabor latino en la cara. Bueno, Carlitos hace lo suyo también. ¡Smooth es mucha canción! /Energía con timbales/

02/ Jaguares, Huy, esa guitarra etérea me pone a volar desde el primer segundo, ¡y cuando uno cree que ya está bien alto aparecen violines! Para mí este temononón rescatado del siglo pasado tiene uno de los mejores coros del tal “rock en español”, y bueno, luego tiene un Fin. /Rock en español de fin de milenio/

01/ Last.fm dice que estoy obsesionado con los rolos de TBCB y no se equivoca; hace bastante los conozco, incluso en alguna ocasión los pillé en vivo en Bogotá y me impresionaron. Su propuesta es una de las más sólidas del rock nacional y pues por estos días tengo el Koma (2010) en mi celu y no paro de escucharlo, sobre todo por Let it diecosas de la vida. /Blues rock duro/

Top 10 3M (03/2016):

  1. Let it die – The Black Cat Bone
  2. Fin – Jaguares
  3. Smooth – Santana
  4. Wisdom Comes – Gojira
  5. Nunca quise – Intoxicados
  6. Sextape – Deftones
  7. Neubegginn – Der Weg einer Freiheit
  8. Arquitecto de destrucción – Los Cuatrocientos Golpes
  9. Serpentine Whispers – Hoth
  10. Feel alive – Anneke van Giersbergen
Standard

La búsqueda del mecanismo de viaje

secc

Antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo
— Jorge Luis Borges

En cada periodo, Höthh la criatura se fascina con su existencia y pone su empeño en exprimirla. Se sabe dueña de una vida, ajena de un lugar, pequeña en el universo y corta en la historia por lo que emprende la búsqueda del mecanismo que la ayude a manchar de experiencia todo el círculo de su realidad. Lo más cerca que se pueda a los bordes.

¿Cómo abarcar el horizonte sideral de un vistazo? se pregunta Höthh. ¿Cómo incorporarse al universo en una acción? El concepto de movimiento aparece ante estos cuestionamientos de Höthh la criatura, que coleccionando pensamientos diseña el viaje como estrategia de magnificación de la existencia. Ahora sabe que del punto A al punto B se ocupa siempre un lugar por cada instante pero que en el recorrido se pinta algo nuevo que la hace menos pequeña ante al universo.

Curiosa, Höthh se pone a la caza del elemento que le sirva de plataforma móvil. No tan lento como para desperdiciar, no tan rápido como para no asombrarse. La búsqueda astral requiere tiempo y dedicación, el espacio es vasto y antiguo. Höthh diseña la contemplación como estrategia de extensión de su conciencia. Ahora visualiza la entidad errante, el objeto más hermoso jamás imaginado, orbitando perpetuamente alrededor de una fuerza de luz cálida que está inscrita en una ruta incesante a su vez montada en unos rieles de colchón en espiral vibrante que se desplaza suavemente por el cosmos.

La criatura Höthh se instala en La Tierra.

*Crédito de imagen: Carátula de Oathbreaker por Hoth.
Standard